fbpx
Seleccionar página

Conócete mejor, asume tu responsabilidad y empatiza con tu pareja

PORTADA-web-Dialogos-para-parejas-conscientes-CM-LASKA

libro-sinopsis-cmlaska-dialogos-para-parejas-conscientes sinopsis

Stephen no soporta que Lucas tenga todo tan desordenado, ¡La convivencia se hace insufrible! Y tiene el lujo de decirle que no sabe limpiar. Los españoles están locos.
Aitana-Miquela-Capítulo5-quien-eres-CMLASKA-DIÁLOGOS-PARA-PAREJAS-CONSCIENTES
Aitana solo piensa en trabajar para ganar más dinero ahora que las cosas van a cambiar. Mientras Miquela quiere, simplemente que estén más tiempo juntas, ¿no es lo único que importa?
Carlos-Vega-Capítulo3-esperas-algo-a-cambio-CMLASKA-DIÁLOGOS-PARA-PAREJAS-CONSCIENTES
Vega quiere a su marido Carlos, pero pierde los papeles cuando mete las narices en lo relacionado con su hijo: ¡es suyo!, no de él.

¿Qué voy a aprender con este e-book o audio? A través de estas 3 parejas…

I

Aprenderás las 15 claves conscientes para gestionar los conflictos

I

Te conocerás mejor y a tu pareja

I

Entenderás por qué surgen los conflictos cotidianos

I

Tomarás consciencia de situaciones pasadas y presentes

I

Te ayudará a reforzar tu observación

I

Te identificarás en uno o en ambos roles

I

Podrás plantearte preguntas concretas

I

Mejorará la empatía hacia tu pareja

TIEMPO DE OCIO

Es una tarde de primavera y Stephen llega a su casa apresurado, buscando a Lucas…

—Pero… ¡Lucas! ¿Aún no estás listo?

—¿Listo para qué?

—¡Te acabo de enviar un wasap!

—Pues no lo he visto.

—Me he encontrado con Maca y Rodri en la calle y me han dicho si quedemos para tomar unas cerves. Les he dicho que sí, pero primero tenía que pasar por casa y así, vamos juntos.

—Que si quedábamos…

—Eso, quedábamos… Ok, ahora ya lo sabes, ponte los zapatos, ¡vamos!

—En realidad, no me apetece nada, prefiero quedarme en casa que ya es tarde.

—¿Tarde? Es primavera, es la ocho.

—Querrás decir que son las ocho.

—Sí, sí, son las ocho, gracias. Come on, honey!

—Ve tú.

—¡Vamos! Llevas días trabajando mucho, ¿no te apetece ver a nuestros amigos?

—Sí me apetece, Stephen pero ahora no, no insistas; y, ya van tres veces en lo que va de mes. No puedes hacer esto todo el rato.

—¿Hacer qué?

—Avisarme con poco tiempo de los planes o apuntarnos a actividades sin consultarme.

—Son Maca y Rodri…

—No es eso, Stephen, no es por ellos, me siento molesto porque siempre estamos de acá para allá, haciendo cosas que a ti te gustan, sin tiempo para nada más.

—A ti te encanta ver a Maca y a Rodri.

—Claro, son mis mejores amigos, estoy hablando de… todas las carreras que hacemos los fines de semana, el submarinismo este verano, los planes con tu grupito del gym, la escalada que ya tengo agendada para dentro de dos semanas… Esto es una locura Stephen.

—Honey, hay que moverse, me gusta la naturaleza de España y es buen tiempo aquí.

—Hace buen tiempo.

—¿Qué?

—Has dicho que es buen tiempo aquí, se dice hace buen tiempo.

—¡Lucas, ya lo sé! Stop! ¡Para de corregirme!

—Me dijiste que te corrigiera para tener mejor nivel de español.

—Sí, pero no ahora, estamos en conversación seria, porque parece que ahora no te gusta venir conmigo, ni con mis amigos. Creía que compartemos los mismos gustos, ahora no me gusta que me corrijas.

—Stephen, a mí me gustan, pero estoy cansado. No había hecho ese tipo de cosas hasta que te conocí, es cierto, pero disfruto compartiéndolo contigo. Lo que pasa es que me gustaría que tuviéramos un plan tranquilo algún fin de semana o que algunos días de nuestras vacaciones fueran de relax, ¿es mucho pedir?

—El plan ahora es tranquilo, ¿tienes algún problema?

—Te estoy hablando de mi problema.

—Ok, pues para estar tan cansado de tooooodo, no parece que te canse Facebook… Everybody ve todas las actividades que haces conmigo…

—Y a ti bien que te gusta que te dejen comentarios de lo guapo y fuerte que estás… O sea, no intentes atacarme por ahí… ¡Y vete ya!, te estarán esperando.

—No, acabo de enviarles un wasap diciendo que no vamos, quiero que hablamos.

—¡Ah!… Menos mal, te he visto escribir y creía que estabas pasando de mí.

—Lucas, ¡estás paranoico o qué!

—¡Estoy cansado, ya te lo he dicho! Creía que los ingleses erais más tranquilos.

—Y yo que los españoles no parabais en casa. Lucas, tenemos cuatro años juntos y…

—Llevamos cuatro años juntos.

—Vale. Llevamos cuatro años juntos. No sé si tienes un mal día hoy, pero no entiendo por qué dices esto, ¿quieres contarme algo del trabajo?

—No, bueno, sí, he perdido el caso pero…

—¡Lo sabía! Algo malo pasaba, sorry, honey.

—No pasa nada, a veces se gana y otras se pierde.

—Yo sé que has trabajado mucho.

—Sí, quizás demasiado, pero no es eso…

—No es bien que te quedes aquí solo, no lo voy a permitir.

—Pues quédate conmigo en casa, ya les has dicho que no íbamos.

—Es feo no ir, hace mucho que no ves a tus mejores amigos, esta es una oportunidad… ¿de oro?

—¡De oro! Muy bien dicho.

—No te voy a dejar, Lucas, te deprimes cuando un caso sale mal.

—Eso no es verdad.

—Sí, es verdadero y lo sabes. Es mejor que salgamos, ves a tus amigos y olvidas esta shit, ok?

—A ver, si yo quiero verlos, pero esta conversación no puede terminar así.

—Maca te ayuda a desahogarte, además, estaba excitada para verte.

—No traduzcas literalmente, la palabra excitada la usamos de forma diferente. Puedes decir que Maca estaba loca por verme o que tiene muchas ganas de verme.

—Sí, eso, muuuuuuuy loca.

—Jaja, no sé por qué, pero siempre me haces reír.

—Eso es porque estás loco por mí.

—Sí, un poco sí. Mira…, quizás tengas razón y sea un mal día como dices. He trabajado muchísimo con este caso y se ha ido todo al traste, estoy un poco enfadado.

—¡Claro! ¡Anímate, Lucas!

—Anda, escríbeles otra vez y diles que vamos para allá.

—¿Seguro?

—Sí.

—Oye…

—¿Qué?

—Y, ¿el weekend?, ¿sigue en pie?

—Supongo que sí.

—Ya verás qué bien lo pasamos, podrás enseñarles a todos los de la oficina las fotos del parapente, será increíble, honey.

 

El ocio es un factor clave del desarrollo personal y crea vínculos armoniosos dentro de las parejas. Cada uno vive su propio estrés a diario, y el ocio es una manera de escapar de él, sea cual sea el tipo de ocio. Podríamos decir que el ocio es un liberatensiones, pero en muchas parejas se convierte en lo contrario. El ocio pasa a ser otro tema sobre el que discutir, y, en muchas ocasiones, un miembro de la pareja se ve arrastrado u obligado a realizar actividades que en realidad no le gustan, simplemente por el hecho de que a su pareja sí.

Este es el caso de Lucas, que antes de conocer a Stephen no realizaba actividades deportivas y, por tanto, no entraban dentro de su ocio, para él, el ocio está asociado a la tranquilidad, aunque no especifica qué le gusta hacer, pero queda claro que está cansado de ese ritmo. Al principio de la relación, le gustaba probar esas actividades por una razón: Stephen, él era su motivación. Ahora, se encuentra en una disyuntiva: realmente no le gusta llevar ese ritmo, pero se resigna y sigue realizándolas por la creencia de que quiere y tiene que agradar a su pareja por encima de sus propias preferencias. Por su lado, a Stephen, le gusta tener a alguien que le acompañe, cree que está compartiendo los mismos gustos con su pareja, y parece que no está dispuesto a aceptar que no sea así, incluso le manipula para conseguir su objetivo. No le interesa ahondar en el problema, ya que, finalmente, obtiene lo que quiere. Solamente intenta buscar la causa (trabajo) de por qué Lucas le expone ese tema en ese preciso momento, no quiere verse como el responsable directo de esta conversación, no le interesa escuchar a su pareja, solo quiere buscar otro responsable diferente a él.

Lucas, por su parte, ha encontrado otra motivación mientras realiza las actividades que no le gustan: las redes sociales; con lo que Stephen le anima por esa vía, para no verse solo sin él. La conversación finaliza cuando Lucas acepta la proposición de Stephen y se resigna de nuevo a otra actividad para el próximo fin de semana: el parapente.

Este caso es un ejemplo claro de no-ASERTIVIDAD. Las parejas felices, son asertivas, exponen lo que les gusta sin imponerlo al otro y se acoplan al ocio de cada uno, si tienen ocios diferentes. Acoplarse, no significa realizar todas y cada una de las actividades o planes del otro aunque no te gusten, sino identificar hasta dónde puedes llegar para acompañar al ocio del otro sin que tú te sientas obligado a hacer algo que no quieres hacer en ese momento.

Saber que el ocio de tu pareja es importante para ella, es tan importante como identificar qué es lo que te gusta hacer a ti y cómo quieres vivir tu ocio. Hay parejas que tienen gustos muy similares y los comparten, pero ser felices no consiste en eso. Muchas personas opinan que para ser parejas perfectas deben ser muy similares en gustos; y, cuanta mayor similitud, más amor y felicidad. De este modo, las discusiones y enfrentamientos se reducen, por lo que el amor durará más. Podemos afirmar que se puede ser feliz y amar incondicionalmente a tu pareja teniendo ocios, opiniones, sentimientos… totalmente distintos. Lo que es esencial es exponer a tu pareja, de forma asertiva, esos gustos, tener presente que no son ni mejores ni peores que los del otro y que ambos lo respeten.

Por ejemplo, Lucas sabe que es muy importante para Stephen correr todos los fines de semana diferentes carreras en la ciudad. Él tiene muchas opciones como: correr junto a él siempre, correr alguna carrera que le apetezca, no correr nunca y esperarle en casa, no correr nunca y realizar mientras otra actividad por su cuenta, ir a verle solo de vez en cuando, ir a verle acompañado de amigos… Entre estas y otras miles de opciones, tendrá que encontrar su propio equilibrio. Por su parte, Stephen debe respetar cualquier opción que elija Lucas y puede compartir el ocio con el que disfruta Lucas (parece que estar relajados), en algún momento, pero, igualmente, si Stephen no quiere compartirlo, Lucas deberá aceptarlo, sin imponerlo. Eso es amor: respeto y libertad para y por las decisiones del otro.

En tu caso, si te reconoces en uno u otro de los personajes del diálogo, lo que debes tener claro es lo siguiente: en el momento que estés imponiendo, o bien te dejes llevar sobre una situación, la que sea, identifícalo y pregúntate por qué lo estás haciendo: ¿por amor? ¿Porque crees que es lo mejor para tu pareja? ¿Porque piensas que uno de los dos tiene la razón? ¿Porque es lo que se supone que debes hacer? ¿Porque socialmente está bien visto? ¿Por miedo a algo o a alguien? ¿Por qué impones tus planes? ¿Por qué no propones diferentes actividades?

Las parejas felices, se interesan y apoyan el ocio del otro, aunque no lo compartan, lo respetan y son respetados de la misma forma e invitan, de vez en cuando, a que el otro les acompañe, participando juntos, pero sin esperar nada más, es decir, solo por el hecho de compartir, y evitando las manipulaciones, los: yo fui a esa exposición, ¿por qué no puedes venir tú al concierto?…

¿Respetas y apoyas el ocio de tu pareja?, ¿respeta y apoya tu ocio?, ¿respetas tu propio ocio?, ¿compartís los mismos gustos o sientes que son autoimpuestos?, ¿te has planteado alguna vez qué es lo que realmente te gusta hacer?, ¿le has preguntado alguna vez a tu pareja qué es lo que le gusta hacer en su tiempo libre? Si la respuesta a algunas de estas preguntas es «No», sé consciente de por qué es así para poder hablarlo con tu pareja del modo más asertivo y sincero posible. Todo son ventajas: te conocerás mejor a la par que al otro, estableceréis un vínculo más sincero y la confianza entre vosotros aumentará.

 

Nos encanta cuando se llega a ese punto dentro de las parejas en el que todas las cartas están boca arriba encima de una mesa común y en cada mano ambos saben y ven lo que lleva el otro, pero no hacen trampas. Solo se juega con una sonrisa y se advierte al otro cuando puede sumar puntos y no se ha dado cuenta.

¡EXTRA BONUS!

Accede a tu guía de autodescubrimiento: conócete mejor, trabaja y profundiza las preguntas sobre este capítulo
comillas-cmlaska-dialogos-para-parejas-conscientes

Me he divertido leyéndolo mientras me veía identificado en más de un capítulo

Marco Zamora

Las preguntas de cada capítulo me han hecho reflexionar sobre varios aspectos en mi actual relación

Azucena Díez

Me ha gustado leer diferentes situaciones en parejas que son gays

Patricia Expósito

libro-abierto-cmlaska-dialogos-para-parejas-conscientes

ESTE LIBRO TE GUSTARÁ SI…

^

Crees que el amor no entiende de edad, género u otras condiciones

^

Te gustaría entenderte mejor

^

Quieres saber los pilares fundamentales de las relaciones en pareja

^

No tienes pareja en este momento

^

Quieres tomar consciencia de la situación en la que te encuentras

^

Necesitas hacer una revisión de tu relación

^

No sabes como actuar ante algunas situaciones en pareja

^

Te gustaría empatizar más con tu pareja

lapiz-cmlaska-web-rojo

Y, ¿Quién soy?

Pues una meditadora, observadora de vida y comportamientos. Soy creadora de pensamientos libres a tiempo completo y perturbo corazones “sin querer”.

Mi curiosidad por la conciencia y la consciencia humana comenzó desde temprana edad y todos mis viajes me han dado la oportunidad de conocer a muchas personas de diferentes culturas que me han abierto sus corazones. Por eso, mi trabajo personal está basado en el amor como vehículo para EL CAMBIO.

Con casi 20 años de relación estable y continuada, he podido reflexionar sobre el amor en pareja desde el punto de vista humano: sus conflictos, expectativas, demandas, miedos… así como desde una perspectiva más espiritual.

FAQs

He visto que también puedo adquirir postales, ¿los mensajes que escribes son de amor?

Sí y no. Sí en cuanto a que son mensajes escritos desde el corazón, pero NO son mensajes de amor romántico para una pareja. Puedes ver un ejemplo en la web, tanto de estilo de fotografía como el cuerpo del mensaje. Por otro lado, puedes indicarme qué tipo de mensaje te gustaría que recibiera esa persona, por ejemplo: de motivación, superación, ánimos, aceptación…

 

¿Para qué adquirir el e-book y el audiolibro juntos?

¡Eso me preguntaba yo!… hasta que escuché el audiolibro. En mi opinión, el e-book te ayuda a profundizar en los temas, reflexionando en cada pregunta pudiendo ponerle tu propia voz y estilo a los personajes. Sin embargo, el audiolibro le ha dado un valor añadido. Es como estar en un teatro. Te ayuda a meterte más en las vivencias de los personajes y capta tu atención al instante. Esto es debido al maravilloso equipo que ha estado detrás: un grupo formado por actores de doblaje profesionales y amateurs dirigidos por personas conscientes.

 

¿Cómo puedo pagarlo?

Si te interesa un producto, debes añadirlo a tu carrito. Cuando hayas finalizado la compra te llevará a una pasarela de pago seguro de stripe. El pago se efectuará por medio de tarjeta de crédito ó débito. El dinero se destinará para pagar a todas las personas y profesionales que lo han hecho posible.

 

¿Puedo regalar el e-book o cualquiera de los artículos?

Sí. El e-book y audiolibro se enviarán al e-mail que indiques una vez efectuado el pago. En cuanto a las postales, las enviaré a la dirección postal que me indiques en el formulario que debes rellenar.

 

¿Quieres ser beta reader?

Suscríbete a mi lista de contactos y disfruta de la Guía de autodescubrimiento totalmente GRATIS